KeePass: recuerda una sola contraseña y codifica todas las demás

KeePass es, sin duda alguna, el gestor de contraseñas más apreciado en la actualidad, y todo gracias a una infinidad de opciones que contribuyen a ofrecer una fiabilidad en seguridad fuera de lo común.

Keepass 2.43 | Windows Keepass 2.43 | Portable MacPass (Fork) 0.7.9 | MacOS Keepass 2.xx | Linux
Enlace a software oficial y no oficial

Con licencia GPL v2, KeePassKeePass es gratuito y seguirá siéndolo. Su código fuente está disponible para todos los codificadores y desarrolladores del mundo, lo que asegura que KeePass contará con importantes actualizaciones y evoluciones a lo largo de sus versiones.

interfaz keepass de windows

Un gestor de contraseñas sencillo y gratuito

Su funcionamiento es muy simple: KeePass guarda todas tus contraseñas en una base de datos propia que es, en realidad, un archivo cifrado («encriptado»).

A esta base de datos solamente se puede acceder mediante tu contraseña principal, la única que tendrás que memorizar, y que habrás elegido previamente de manera sensata.

La seguridad en el acceso a esta base de datos puede ser reforzada todavía más, de manera muy fácil, añadiendo una clave (con la ayuda de un archivo .key).

Un administrador de contraseñas fiable y seguro

KeePass está disponible con dos versiones diferentes de seguridad, para que elijas el grado de seguridad que deseas. De esta manera, tienes la oportunidad de decidir entre 2 algoritmos de cifrado:

• Protección mediante cifrado AES (clave de 256 bits)
• Protección mediante cifrado TwoFish (clave de 256 bits + bloques de 128 bits)

Estos 2 métodos de cifrado son actualmente los mejores del mercado, tanto para un uso general como profesional. No obstante, como sabes, los fallos de seguridad provienen con mayor frecuencia, por desgracia, de tu sistema operativo, y KeePass es, afortunadamente, multiplataforma.

Un gestor de contraseñas para MacOS, Linux, FreeBSD y Windows

Si pensamos en un sistema operativo que posee el monopolio y está destinado al gran público, pensamos también en más ataques para aprovechar los fallos de dicho sistema operativo.

Sin señalar al SO de la firma de Richmond, KeePass ha sido pensado para la seguridad de las contraseñas de todos tus ordenadores, y sea cual sea la plataforma que utilices.

Y así, puedes trabajar de día en un ordenador con Windows en la oficina, y después, continuar utilizando KeePass en tu ordenador personal de casa con MacOS o Linux, por ejemplo.

En Windows, la instalación de KeePass es nativa. En MacOS, Linux y FreeBDS, la instalación nativa se puede llevar a cabo gracias a la plataforma Mono (una plataforma de desarrollo Microsoft .NET basada en la CLI que te proponemos para la descarga).

Para los usuarios de Windows, existe una segunda versión de KeePass que permite vincular la base de datos a un usuario de Windows, así como la incorporación de documentos adjuntos en las entradas (para las versiones 2.x).

interfaz keepass

Un administrador de contraseñas con certificado de la ANSSI

La ANSSI (Agence Nationale de la Sécurité des Systèmes d’Information) prueba, en el marco de sus misiones para la defensa y la seguridad nacional, el software que se utiliza en las administraciones públicas francesas.

Desde 2012, el SILL (Socle Interministériel de Logiciels Libres) determina una lista de programas informáticos libres que deben ser utilizados en estas administraciones; es software gratuito cuya seguridad es probada por la ANSSI.

Y así, desde 2010, la ANSSI ha certificado KeePass en su versión 2.10. Su implantación es nacional, ya que desde 2012 se usa en todas las administraciones públicas francesas.

Un gestor de contraseñas recomendado por su seguridad

Además de la ANSSI, la Oficina Federal para la Seguridad de la Tecnología de la Información en Alemania redactó una nota para las pymes en 2018 con el fin de recomendarles la utilización de KeePass.

La Comisión Europea ordenó una auditoría de seguridad en 2016 con motivo de la primera EU-FOSSA (la «Free and Open Source Software Audit» europea).

Y la repitió después, en 2019, en el marco de la tercera «bug bounty» de KeePass, que recompensa a los generosos analistas de seguridad que informen de los errores y fallos de seguridad a los desarrolladores.

En resumen, con KeePass se alcanzan los niveles más altos en materia de seguridad, ¡y no somos nosotros los que lo decimos!

Gestiona tus contraseñas también en el móvil

La base de datos que contiene tus contraseñas encriptadas (o cifradas, si se quiere usar el término correcto) se puede sincronizar a distancia.

Con la aplicación KeePass instalada en tu smartphone, podrás estar sincronizado desde un lugar remoto en FTP en tu BlackBerry, Pocket PC, iPhone, Windows Phone 7 y, por supuesto, en tu Android.

Gracias a la nube, existen soluciones de sincronización más simples en otros programas de gestión de contraseñas, sin embargo, la seguridad en el transporte de datos resulta más problemática en ellos, y un buen número de usuarios desconfían de soluciones en la nube como Dashlane o Lastpass. KeePass es, por lo tanto, una excelente alternativa a los gestores de contraseñas en la cloud.

 

Una interfaz «arrastrar y soltar» muy fácil de usar

Para las entradas de tu archivo (tu base de datos), tendrás la posibilidad de, simplemente, arrastrar y soltar la información necesaria para introducir el nombre de usuario, y después, la contraseña asociada. Todas las entradas de la base de datos se pueden, de esta manera, arrastrar y soltar.

Todavía más simple con el registro automático de contraseña

Si deseas ahorrar todavía más tiempo, en KeePass, puedes indicar el nombre de usuario y la contraseña que utilizas en una aplicación o un sitio web (a través de su URL) de manera que estos se introduzcan automáticamente cada vez que se ejecute dicha aplicación o accedas a determinado sitio de Internet.

Dentro de la base de datos con tus contraseñas, te bastará con abrir el menú contextual haciendo clic con el botón derecho en una entrada para seleccionar «ejecutar el acceso automático».

Terriblemente eficaz y muy sencillo, te permite aportar de manera previa la información de inicio de sesión para conectarte a un sitio o un software que precisa la autentificación.

Como siempre, el acceso automático está, evidentemente, cifrado, y, por consiguiente, es seguro dentro de KeePass. Por eso, no existe ninguna inquietud en cuanto a la utilización de esta opción.

¿Cambias a menudo de contraseña?

Habría que tener una memoria prodigiosa para retener la gran cantidad de contraseñas importantes que rigen nuestra vida como usuarios.

Como es evidente, se desaconseja utilizar siempre la misma contraseña y el mismo nombre de usuario, pero ─por suerte─ aquí está KeePass para gestionarlo todo en tu lugar.

En lo que se refiere a los sitios web o programas en los que cambias regularmente de contraseña, KeePass es capaz de guardar un registro de esas antiguas contraseñas gracias a un historial de entradas de la base de datos.

keepass te ayuda a recordar todas tus contraseñas

KeePass con mayor detalle: ¿cómo funciona?

Tus contraseñas son registradas en KeePass en su base de datos, que es un archivo cifrado en formato .kdb (para la v1) y .kdbx (para la v2).

A cada contraseña le corresponde una entrada en esta base de datos. Cada entrada posee, a su vez, varios campos, como el nombre de usuario, la contraseña, la dirección URL en cuestión y los archivos adjuntos (para la versión 2), y, por supuesto, el título de esta entrada, para que sea localizada fácilmente en la base de datos.

Por razones de seguridad, KeePass guarda en la memoria otro tipo de información relacionada con cada entrada, como la fecha y la hora de su creación, de su última modificación y del último acceso desde la base de datos que contiene tus contraseñas cifradas.

Esto le permite igualmente a KeePass comunicarte cuándo una contraseña necesita un cambio, lo que es muy práctico y, sobre todo, automático.

opciones de keepass

La mejor opción de KeePass, según nuestra opinión

Una de las deficiencias más importantes que se han encontrado en los gestores de contraseñas es la administración del portapapeles cuando una contraseña es copiada y pegada.

Por eso, KeePass permite cifrar las contraseñas en la memoria RAM de tu ordenador (y en el proceso de sustituir los caracteres visibles por asteriscos).

Aunque, por desgracia, esto no es suficiente para garantizar una seguridad óptima, y KeePass solo conserva en la memoria del portapapeles durante un máximo de 12 segundos una contraseña copiada y pegada.

Esta retención temporal en el portapapeles es una solución alternativa perfecta para un problema de seguridad verdaderamente espinoso que deben afrontar los programas informáticos de gestión de contraseñas.

Versiones ligeras y estables de KeePass: la versión portable

KeePass se ofrece en dos versiones que están disponibles tanto en la versión clásica como en la portable. Una versión portable de KeePass te permite disfrutar de tu gestor de contraseñas favorito en tu memoria extraíble USB o en cualquier otro soporte de almacenamiento extraíble, como una tarjeta SD.

Ya no tendrás necesidad de instalar KeePass en el ordenador que utilizas, porque KeePass operará desde tu memoria extraíble USB. Sin embargo, KeePass 1.x te pedirá que dispongas de GDI+ si estás utilizando un sistema operativo más antiguo que Windows XP.

Para KeePass 2.0, necesitarás instalar Microsoft .NET Framework 2.0.

Pasar desde una v1 a una v2…, ¡o desde cualquier otro software!

Gracias a una función de importación muy sencilla mediante un archivo TXT o CSV, puedes pasar desde KeePass versión 1 a KeePass versión 2 sin ningún tipo de preocupación. E igualmente, importar estas entradas desde cualquier otro software de gestión de contraseñas.

KeePass es, por lo tanto, «compatible» con todos los demás programas cuando se trata de importar, pero siempre que estos ofrezcan importación y exportación al formato TXT o CSV.

Existen igualmente plugins suplementarios para KeePass que te ayudarán de manera significativa a importar las entradas desde otros administradores de contraseñas.

Para la exportación de tus contraseñas gestionadas por KeePass a otros soportes, hemos previsto los formatos TXT, HTML, CSV y XML para una mejor interoperatividad.

¿Hablas estonio, croata o gallego?

KeePass está disponible originalmente en inglés, pero puedes añadirle con posterioridad traducciones oficiales (gracias al trabajo experto de generosos voluntarios) en más de 50 lenguas y dialectos. Estos archivos de traducción están disponibles en el formato .lnget .lngx dependiendo de tu versión de KeePass.

keepass bajo diferentes sistemas operativos

Nuestros consejos para proteger tu entorno

Te recomendamos de manera encarecida que verifiques si hay algún keylogger instalado en tu sistema que pueda registrar todos tus clics, pulsaciones de teclas y el contenido del portapapeles, y que, por tanto, tenga la capacidad de obtener tu contraseña KeePass.

Estos programas maliciosos, también llamados «registradores de pulsaciones», son detectables y se pueden suprimir con programas de limpieza tales como Adware o Spybot – Search & Destroy.

Esto resulta más que aconsejable si ya sabemos que Windows 10 ofrece desde su v1009 una compartición del historial del portapapeles en la nube.

¡Pero el primer defecto de seguridad que existe para tus sistemas eres tú! Tienes que saber que existen programas especializados en vulnerar el cifrado de KeePass para poder descubrir tus contraseñas.

Es lo que se proponen KeePass2john, KeePass Self-Bruteforcer y KeeCracker, y se ha podido comprobar que las contraseñas complejas no pueden ser desencriptadas por estos programas cuyo objetivo es más que dudoso.

Las contraseñas «fuertes» y complejas te permiten estar a salvo de este tipo de tentativas de recuperación maliciosa de tus datos.

Los plugins de KeePass

Puesto que KeePass está bajo una licencia GPL y es, por lo tanto, software libre, es toda una comunidad entera la que consigue que este proyecto esté vivo, junto con extensiones (plugins) muy útiles que profundizan todavía más en las posibilidades que ofrece este gestor de contraseñas.

Nosotros podemos darte como ejemplo de plugins para KeePass los siguientes usos:

• La grabación de una copia de seguridad de tu base de datos cada vez que se actualiza con nuevas entradas.
• El uso de KeePass en los 3 principales navegadores que el gran público utiliza, es decir, Chrome, Firefox e Internet Explorer.
• La utilización de KeePass en tu smartphone, tu tableta y tus ordenadores, sincronizándolos en una nube que contiene tu base de datos.
• Aún resulta más fácil la importación y exportación de tus datos hacia otros programas de gestión de contraseñas que compiten con KeePass.
• La opción de protegerse mediante un certificado, en vez de con una contraseña, permite añadir una seguridad suplementaria.
• La puesta en línea de la base de datos en un servidor multiusuario que utilizará protocolos seguros SCP (Secure CoPy), SFTP (SSH File Transfer Protocol), FTPS (FTP SSL/TLS).

Debemos advertirte, sin embargo, de los riesgos potenciales vinculados a la utilización de estos plugins para KeePass, ya que estos no pueden ser garantizados por KeePass al no estar comprendidos en las pruebas y auditorías de seguridad de nuestro software.

Del mismo modo, necesitas asegurarte de la fuente del autor del plugin y utilizar una verificación con el hash MD5 para asegurarte de que el contenido del plugin no ha sido alterado o, incluso, de que este plugin no es simplemente la creación de una persona malintencionada.

Es absolutamente necesario comprender que un plugin para KeePass tendrá acceso a tu base de datos y a sus entradas, y esto viene a decir, por tanto, que accederá a todas tus contraseñas como textos no cifrados.

Forks y puertos no oficiales de KeePass igualmente disponibles

Una bifurcación (o fork) es un nuevo software creado a partir del código fuente de otro programa. Al ser KeePass de código abierto, su código es libre, y esto facilita que aparezcan forks muy atractivas y, sobre todo, puertos especialmente interesantes:

KeePassXC: Se trata de una bifurcación basada en el antiguo proyecto KeePAsX que se interrumpió en 2016 y fue retomada igualmente bajo licencia GPL para Windows, MacOS y Linux.
WinPass: Es un puerto absolutamente genial para dispositivos que funcionan con Windows Mobile 8/10.
KeePassB: Se trata de un puerto para la plataforma de BlackBerry.
KeePass2Android y KeePassDroid: Una vez más, también se trata de puertos, aunque en este caso han sido diseñados para la plataforma Android, como indican sus nombres.
MacPass: Es el puerto de referencia para la plataforma MacOS.
KeeWeb: Se trata de una aplicación web que permite la sincronización de tu base de datos a través de Dropbox para acceder desde cualquier dispositivo.

¿Cómo utilizar KeePass desde el principio?

Podrás encontrar las últimas versiones de KeePass en nuestro sitio web. Se trata de versiones oficiales. Te ponemos como ejemplo, a continuación, el uso en un PC y en la plataforma Windows.

Te recomendamos utilizar las versiones 2.x, que ofrecen muchas más opciones y funciones. Tienes, además, la posibilidad de elegir entre la versión clásica y una versión «portable» (ligera, para memoria extraíble USB).

1. Instalación de KeePass y de la traducción en ES

Página de descarga de keepass de la web oficial.

No existe ninguna dificultad para instalarlo en Windows, pues el instalador es muy sencillo y común. Sin embargo, KeePass se instala de manera predeterminada en lengua inglesa, y necesitarás descargar el paquete de traducción al español.

Este archivo en formato .lgnx se coloca en tu carpeta «Program Files\KeePassPasswordSafe 2\Languages» una vez descomprimido. Es en el menú «View ➛ Change language» donde podrás finalmente seleccionar tu idioma.

2. Crear la base de datos

crear contraseña maestra

Ve al menú «Archivo ➛ Nuevo…» y elige el nombre que desees para tu archivo KDBX. Es el archivo que contendrá tu base de datos con todas tus contraseñas cifradas (encriptadas).

El siguiente paso es la elección de tu contraseña principal, la que es denominada en KeePass tu «clave maestra». Nosotros no te aconsejamos que utilices contraseñas aleatorias, puesto que ─incluso en el caso de tener un aspecto austero─ no son lo suficientemente seguras.

El mejor método para elegir una contraseña fuerte y, por lo tanto, difícil de descifrar, es utilizar una frase larga que elijas al azar. Es un método que, además de ser seguro, permite memorizar esta clave maestra mucho más fácilmente.

Es verdad que te aconsejamos añadir números y caracteres especiales en tu clave maestra, pero eso depende de tu capacidad para recordarlos. Una frase larga es suficiente en la mayoría de los casos.

Si tienes otros programas de gestión de contraseñas ─como Dashlane, Lastpass, 1Password o, incluso, Mozilla─, es el momento de importar sus bases de datos, que previamente exportaste desde ellos.

Todo se efectúa en el menú «Archivo ➛ Importar», en el que solo te falta elegir el archivo que quieres importar, siempre conservando su árbol y sus entradas intactas.

3. Establecer la entrada automática de tus contraseñas

importar archivo de datos

En su uso más básico, KeePass te ofrecerá tus contraseñas con sus nombres de usuario, que tú podrás copiar y pegar en los formularios de inicio de sesión de tus programas o tus sitios web preferidos.

Esto puede ser especialmente molesto cuando lo usas en casa, y es por eso por lo que KeePass ofrece un modo de acceso automático. Así, en el momento en que se te pide que introduzcas un nombre de usuario y una contraseña, estos habrán sido ya previamente proporcionados por KeePass, que procederá incluso a enviar el formulario de acceso. Es todo así de sencillo con el acceso automático.

Como usuarios, concretamente esta opción nos permite un uso totalmente transparente de KeePass, que va a rellenar los campos «nombre de usuario» y «contraseña», como por arte de magia, desde el momento en que efectúes un clic con el botón derecho sobre el primer campo para seleccionar «Ejecutar la entrada automática».

keepass entrada automática

Ahorrarás un precioso tiempo gracias a este simple clic con el botón derecho sobre el primer campo de tus formularios de inicio de sesión.

El funcionamiento de KeePass se basa en un modelo de formulario de inicio de sesión en el que se te solicita el nombre de usuario y, luego, la contraseña asociada a este, lo que produce un encadenamiento {USERNAME}{TAB}{PASSWORD}{ENTER}.

Sin embargo, puede suceder en ciertos sitios web que tengas que modificar este encadenamiento para permitir que funcione la entrada automática, como es el caso, por ejemplo, de los sitios que te van a solicitar tu nombre de usuario y, solo después de validarlo, van a pedirte posteriormente tu contraseña en una nueva ventana.

Pero, ¡que no cunda el pánico! KeePass sabe perfectamente cómo gestionarlo mediante el simple encadenamiento {USERNAME}{ENTER}{DELAY 1000}{PASSWORD}{ENTER}.

Lo has comprendido muy bien, simplemente acabamos de ordenar a KeePass que añada un retardo de 1000 ms (es decir, 1 segundo) entre el nombre de usuario y la contraseña con el fin de que la página siguiente pueda mostrarse y, a su vez, ser validada.

modificación de entrada keepass

Como el universo de KeePass está lleno de complementos (plugins) muy útiles y potentes, te puede servir de gran ayuda KeePassHttp, con el que vas a poder transmitir de manera automática tus credenciales a un plugin como ChromeIPass. A continuación te lo contamos con más detalle.

4. Instalar el plugin KeePassHttp para usar el plugin ChromeIPass

Para instalar un plugin (en este ejemplo, KeePassHttp y ChromeIPass), te bastará con descargar un archivo .plgx (como KeePassHttp.plgx) y situarlo en el directorio «Program Files\KeePassPasswordSafe 2\Plugins». Para que funcione ChromeIP, tendrás simplemente que hacer clic sobre «Conectar», y después, KeePass te pedirá que introduzcas tu clave de conexión.

Es necesario dar una autorización a KeePass para que pueda ejecutar las tareas en modo administrador, con el fin de que el plugin pueda reconocer automáticamente las contraseñas asociadas a los sitios web que visitas.

Pero también es necesario decir que este método, a través del plugin ChromeIPass, no funciona correctamente al 100 % y que comete algunos errores. Por este motivo, la primera solución, la que es nativa de KeePass y que te hemos explicado justo antes, es ─sin duda─ la mejor. No obstante, acabas de aprender a instalar un plugin para KeePass.

keepass en la barra de tareas

5. Copia de seguridad de tus contraseñas y sincronización

Deseamos sinceramente que ya tengas solucionado lo de hacer una copia de seguridad automática en tu ordenador, pues, en este caso, tu base de datos de KeePass estará tan bien guardada como todo lo demás.

Sin embargo, y sobre todo en caso de avería del hardware, es incluso más interesante ubicar esa copia de seguridad en otro soporte (un disco duro externo, por ejemplo, o directamente en la nube).

Tu base de datos KeePass está cifrada y, por tanto, es indescifrable en las copias de seguridad, por lo que no existe ningún riesgo si tienes una copia de seguridad de KeePass en una memoria extraíble USB o en otro soporte.

Lo único que necesitas es simplemente hacer con regularidad una copia de tu archivo KDBX con el fin de poder estar tranquilo.

Para aquellos que cuentan con espacios de almacenamiento en línea, KeePass puede utilizar los protocolos FTP, HHTP o WebDAV para hacer copias de seguridad y sincronizar tu base de datos a distancia.

Lo más interesante sigue siendo instalar tu propio servidor FTP, pero esto no está al alcance de todos y puede que ya utilices servicios en la nube, con lo que sería una lástima que dejaras de hacerlo. Puedes acceder muy fácilmente gracias al plugin KeeAnywhere, que te permitirá una sincronización (y por lo tanto, una copia) de tu base de datos en Dropbox, Google Drive, OneDrive, Box o Amazon.

Ya sabes cómo instalar un plugin para KeePass, todo el resto se lleva a cabo en el menú «Herramientas ➛ KeeAnywhere Settings» una vez instalado.

diferente unidad utilizable por keepass

6. Utilizar KeePass Portable: mis contraseñas en cualquier parte

Es evidente que, si a lo largo del día utilizas un ordenador en el trabajo, y el resto del tiempo, cualquier otro de los ordenadores de los que dispones en casa, lo ideal sería poder acceder fácilmente a tus contraseñas en cualquiera de ellos.

Pues esto puede conseguirse de una manera sencilla. Recuerda que ya te hemos presentado la versión portable de KeePass, que es lo suficientemente ligera como para llevarla en una memoria extraíble USB.

Por tanto, no hay necesidad de instalar KeePass en el ordenador que utilizas en el trabajo (y además, a menudo no nos está permitido instalar software en el ordenador de nuestro puesto de trabajo) ni tampoco en los ordenadores de casa, pues todo ya está instalado y funcionando desde tu memoria externa USB (que contiene al mismo tiempo la base de datos y, por lo tanto, todas las contraseñas de tu vida cotidiana).

Descargar KeePass Portable es el primer paso para disfrutar de un gestor de contraseñas en tu memoria extraíble USB. El siguiente paso es muy sencillo, ya que solo hace falta copiar el archivo .Exe en la memoria extraíble durante la descarga y… eso es todo.

Ya sabes cómo importar una base de datos (la tuya, que contiene tus contraseñas), y a partir de ahora, KeePass estará siempre disponible. Lo podrás utilizar en cualquier lugar, todo el tiempo y en cualquier ordenador.

7. KeePass para smartphone

interfaz keepass móvilTanto si utilizas iOS, Android, Blackberry o cualquier otra plataforma para smartphones, lo cierto es que encontrarás todo lo que buscas en los plugins para KeePass.

Todas estas extensiones son, evidentemente, compatibles con la base KDBX de KeePass. Para los propietarios de un Iphone, podemos citar el excelente plugin MiniKeePass, que permite administrar de manera muy sencilla su base de datos (y, por lo tanto, sus contraseñas) agregando o modificando las entradas (puedes consultar la captura de pantalla anterior).

Y como es obvio, van a poder disfrutar de un gestor de contraseñas igualmente bueno y seguro en sus aparatos móviles (muy práctico para las tabletas táctiles, por ejemplo).
 
 

KeePass para MacOS y Linux

Por supuesto, no se han olvidado de los usuarios de ordenadores con otros sistemas operativos distintos a los de Microsoft. Te citamos las forks (que no son versiones oficiales de KeePass), pero existe un buen número de «puertos», para las otras plataformas, que permiten utilizar directamente todas las funciones de KeePass en un software específicamente concebido para Linux, FreeBSD o MacOS.

Es exactamente igual que en los puertos de KeePass para las diferentes plataformas de smartphones (iOS, Android…). Usar MacOS o Linux no tiene por qué ser motivo de preocupación, y todo gracias al uso simplificado que ofrece KeePass a través de sus puertos.

Si deseas disfrutar de KeePass (¡el único y el exclusivo!) sin pasar por un puerto, entonces, necesitarás instalar una capa de compatibilidad a través de Microsoft .NET (lo podrás conseguir fácilmente a través de Mono).

Este método te permitirá beneficiarte de KeePass con exactamente las mismas funciones y con la misma interfaz que en Windows. No hay nada más desconcertante que pasar desde Windows en el trabajo, a Mac OS en tu ordenador multimedia, y a Linux en tu ordenador para desarrollo. Todo será igual en su presentación y en su funcionamiento. Perfecto, ¿no?

En conclusión

Tanto si utilizas KeePass para no complicarte la vida, y no tener nunca más que memorizar o anotar por todos lados tus contraseñas, como si lo haces para aumentar la protección de tus códigos de acceso, estas son dos importantes ventajas que obtendrás gracias a este programa.

Hay que dar las gracias a todos los miembros, cada vez más numerosos, de la hermosa y gran comunidad que forma parte de este proyecto de código abierto KeePass.

Gracias a ellos, KeePass es, sin duda alguna, el gestor de contraseñas cifradas más popular, lo que solamente ha sido posible gracias a esta comunidad libre que ha estado haciendo evolucionar durante años este excelente software.

Puedes encontrar KeePass en sus versiones portables y clásicas para Windows, MacOS X, Linux, BSD y otros sistemas. Si te interesan los puertos en otras plataformas, las bifurcaciones (forks) y los complementos (plugins) para KeePass, ¡consulta la guía!

Keepass 2.43 | Windows Keepass 2.43 | Portable MacPass (Fork) 0.7.9 | MacOS Keepass 2.xx | Linux
Enlace a software oficial y no oficial